El autor nos introduce con un estilo muy personal en un universo de personajes de alto contenido existencial, desde el vacío del sufrimiento a la propia saturación vital del mismo. En un conjunto de elementos que navegan la comprensión humana como muy pocos autores, ahondando en su dimensión social y en su trascendencia espiritual, a través de la magistral recreación de atmósferas densas y situaciones límite. Y que hacen de la obra un trabajo distinto, por la particular exploración de las profundidades del ser humano, por su densidad argumental y por la búsqueda de formas estilísticas.

La obra equidista, como muchos de sus fantasmas, entre el plano de lo cotidiano y la región paralela de lo indescriptible. Creando, quizá, más preguntas que respuestas. Y, como en los grandes autores, dejando que sea el lector quien tenga la valentía de adentrarse en las mismas.

Se trata por tanto de un trabajo brillante y único, imprescindible en cualquier biblioteca.

- Madrid/España
Hace 4 meses