AutoresEditores.com
Lauro Miguel Torres Encalada

Lauro Miguel Torres Encalada

@lauro.miguel

Ecuador » Azuay » Cuenca

Lauro Miguel Torres Encalada

LOS SONIDOS MÁGICOS DE UN RONDADOR

US$ 11,40

Recién nacido, Faustino, es abandonado por su madre en un orfelinato; su progenitora lo deja en la puerta junto con un pequeño y especial, rondador. Ya niño escucha el sonido que sale del instrumento del Afilador de cuchillos, música llamativa para convocar a las señoras de las casas que requieren los servicios de aguzar sus utensilios de cocina, y huye del centro infantil para seguirlo en sus andanzas. El trabajo del Afilador era tan particular que al final de las labores demostraba la eficiencia del afilado cortando longitudinalmente un pelo en dos partes. Sin embargo, del aparato musical de Faustino emergían sonidos fantásticos que provocaba en los oyentes manifestaciones irreales y mágicas.
En tanto, en el pueblo cercano, Ogronimon, se adueña de los terrenos de los campesinos; estos, sin propiedades que cultivar migran de sus terruños sin saber sus destinos. Los terrenos al quedar abandonados se anegan de roedores. Uno de los despojados es el padre de Francisco, el Marqués de Calabazas, quién junto a un felino, que calzaba un maravilloso par de botas confeccionados por los hombrecillos del bosque, regresa al pueblo para recuperar las propiedades arrebatadas a su padre. Lo hace con la ayuda del Gato. Los ratones al percibir el perfume del Gato huyen al pueblo del Afilador, y ocasionan la enfermedad del eclipse de luna.
Faustino y el Afilador, logran que los roedores desfilen tras de sí al tocar su mágico rondador; los conduce hacia la caverna donde tras las paredes transparentes pernoctan todos los pobladores. El espacio ocupado por los habitantes es sustituido por los roedores que se quedan a vivir en este lugar junto con el Ogro.
leer todo...

El Cuento de las Mágicas Telarañas

US$ 15,20

La historia, recogida de un relato realizado por un viejo anciano del pueblo de las Altas Cumbres, cuenta que en tiempos inmemoriales en el sitio donde ahora se encuentra el Mar de la Indiferencia era un amplio valle en el cual nacían las más bellas flores y se producían las más exquisitas frutas. Las buganvillas, las azucenas, los geranios, los crisantemos y las begonias brotaban de la tierra sin que mano humana las hubiese sembrado; los capulíes, los duraznos, las chirimoyas, las satsumas, aguacates y reinas claudias crecían naturalmente en los árboles. Esta gran variedad de delicias la disfrutaban por igual los tres pueblos que rodeaban el valle. Los muchachos de los tres poblados, luego de sus tareas en casa y en las épocas de mayor producción salían a recolectar las flores y los frutos. Los mayores sabían que, mientras mayor era una cosecha presente, al año siguiente esta se multiplicaría. Esta era una buena razón para alentar a los jóvenes a que realizaran cosechas abundantes; claro que ? recordaba el anciano?, en ciertos años el clima les jugaba malas pasadas; sin embargo, aquellos pésimos momentos nunca los desanimaba, pues, lo poco que lograban obtener de la tierra lo consumían en el mismo sitio donde crecían los frutales; las cortezas y semillas se dejaban en el suelo para fructificar los suelos y para tener mejor cosecha el año siguiente. Este ciclo virtuoso se había repetido desde tiempos ancestrales, y los pueblos circundantes jamás tuvieron rencillas en el reparto de lo que producía el valle de forma natural. Había suficiente para todos. Hasta que llegó un malhadado día. leer todo...

Dos metros de Distancia

US$ 11,20

DOS METROS DE DISTANCIA

Versos del pasado, del recuerdo? de la nostalgia.
Vivimos mezclados con los recuerdos
de nuestras vivencias pasadas.
Nos dicen:
Abandonemos lo que ha ocurrido en el pasado,
y vivamos el presente.
¿Se puede vivir el presente sin pensar en el mañana?
¿Se puede vivir el presente olvidando el pasado?

De pronto, trepa a los lomos
de una paloma
y se remonta al cielo blanquecino de abril;
batallo con la carencia de mis facultades flotantes
para perseguirla, alcanzarla y, si se deja, acompañarla.

Observo desde las alturas, desde la lontananza,
los triviales acontecimientos que se desvanecen
y, antes de que se disipen en el campo del olvido,
los recojo y los ato con violencia al corazón.

Del presente? en medio del silencio?
Dueño absoluto del espacio, del tiempo y los cuerpos.
Nos amodorra con las caricias del tedio y el miedo,
nos envuelve con el manto tierno de la fragilidad,
paralizando las fuerzas para enfrentar a la terrible fatalidad.

Y un cuento desvariado de un futuro incierto.
leer todo...

Lo cotidiano al ritmo del miedo y la sensatez

US$ 11,00

Lo cotidiano al ritmo del miedo y la sensatez

Uno nunca sabe lo que nos puede deparar, en el futuro, la vida. Cuando inicié con la escritura de las siguientes letras quise detallar las pequeñas cosas que vivimos cotidianamente, de las cuales las pasamos desapercibidas, las consideramos como que no tiene
importancia, y menos aún que sean trascendentes
en nuestro agitado día a día.

Al escribir cada uno de estos poemas ?me resulta presuntuoso calificar a estos versos de: poesía; creo que la poesía está en la misma piel de las cosas, en el sentir de los animales, en los olores y colores de los vegetales, en la fantasía de los acontecimientos, y en la calidez o frialdad de las personas con las cuales coexistimos?, exudaba todo mi cerebro y colocaba a mis neuronas al máximo esfuerzo para tratar de alcanzar un ritmo, una rima o una cadencia en cada una de las frases, versos o estrofas. No sé si lo logré. Sin embargo, el trabajo me dejaba exhausto y requería un descanso, un alivio a mis músculos y nervios, un ligero alimento de energía y brío. Entonces, para retomar con la escritura de los versos, escuchaba música de mi agrado; y, mientras descansaba escuchando algunas de mis melodías favoritas, las neuronas recobraban su potencia y escribía un recuerdo con ese ritmo.

Ese, fue mi propósito inicial, pero, nadie conoce con lo que nos podemos encontrar en el camino. Y, de pronto, lo que considerábamos una fea y remota pesadilla, estaba residiendo en cada uno de nosotros, y estaba ocurriendo a nivel global, en todo el mundo. Nadie lo esperaba, nadie lo vio venir. Llegó alevoso. Y trastocó todo lo que las personas habían ideado hacer o realizar en un futuro cercano; los sueños empezaron a truncarse y muchos negocios se fueron al traste.

La gente percibió la presencia del monstruo, aunque nunca lo vio, le tuvo miedo. Mucho miedo.
leer todo...

Sentimientos de Rebeldía

US$ 11,80

Y, escribí lo que he escrito. Unos sencillos versos de protesta? sobre lo que nos está ocurriendo. Y como el mal ejemplo fácil se contagia, las protestas de los pueblo por los malos gobiernos han estallado en el mundo.

Y seguirá estallando si no se gobierna para el pueblo.

No obstante, en
medio de la rebeldía, hay tiempo para el afecto y los sentimientos, y también para el desamor. Con la mano derecha en el fusil y con la otra, la izquierda, en el corazón. Pensando en la compañera, en el compañero, añorando al padre, llorando a una madre, sonriendo con los hijos? Es la segunda parte de este trabajo; versos que deberían estar entrelazados con la primera parte de la rebeldía? Verso con verso, palabra con palabra, amalgamando los sentimientos con las rebeldías. leer todo...

Entelequias de la infancia

US$ 13,30

En estos escritos, narro los supuestos recuerdos que están almacenados en mí ser, los cuales, de una forma u otra, repercuten en mi existencia. Entre estas dos etapas: del ser y del existir habrá un proceso en el cual voy abandonando, poco a poco, aquellos recuerdos hasta el momento en que ingreso a la escuela. En este periodo, por las enseñanzas adquiridas en la casa y la asimilación de los sucesos del medio en el cual me desenvuelvo, van modificando mi mente y mi cerebro; entonces, mientras avanzo hasta mi existencia voy olvidando lo que fue mí ser.
Mi ser primigenio, durante miles y miles de años, poseía muchos saberes maravillosos como el charlar con las plantas y los animales, y a comprender sus sentimientos y emociones; pero, al llegar a mi existencia, me contamino con las cosas del mundo, y me olvidó de aquellas capacidades. Sin embargo, es con mi propio desarrollo o evolución y de lo que me enseña el entorno cuando voy adquiriendo mi propia personalidad, pero, no puedo asegurar que dejaré de lado lo que mi ser ha recibido como legado.
En este contexto, en este relato, deseo contarles cómo es que se fueron desarrollando mi mente y cerebro y mis diferentes aficiones? Relatos en cómo mi ser, con sus cualidades extraordinarias, influyen en mis actos.
No sé cuánto hay de ficción ni cuánto de realidad en estas memorias, pero, ¿quién puede asegurarme que lo que mi mente piensa es realidad? En mi mente están los recuerdos, y, secándolas con ganchos, picos y palas, he logrado construir estas narraciones.
leer todo...

Hilvanando letras

US$ 13,00

HILVANANDO LETRAS.

Estos escritos, por la manera en la que fueron concebidos, están divididos en tres partes. No hay premeditación. Cada segmento fue creado de manera independiente y, para este libro, los he zurcido para que formen una sola prenda. Los primeros escritos son ideas al aire; en algunos casos
coyunturas políticas que, con el tiempo y las agüitas echarán polvo y barro sobre los mismos y nadie sabrá cómo mismo sucedieron. Tampoco les importará mucho.
Los segundos, son cuentos con una temática común: las relaciones interpersonales. Ya van algunos y sigo pensando en ellos; serán, tal vez, mi siguiente ?libro?. Claro, si no pierdo el entusiasmo y no se me ocurra otro tema. Esperemos a ver qué pasa. Son cuentos nada extraordinario, nada fuera de lo común, pero están escritos pensando en qué nos hace ser amigos o enemigos, novios y enamorados, esposos o divorciados?
Y la tercera parte: Dos novelas inacabadas. Las empecé con entusiasmo, pero algo en el camino vino a interrumpir las aventuras y se quedaron truncos. Dudo mucho que retome los episodios y logre terminarlos. Eso, dudo mucho: se terminó el arrebato y se quedarán siempre en ese estado? Ni yo mismo sé cómo hubieran terminado estas historias? Y, por supuesto, al releerlos para la impresión, me hubiera encantado que las mismas tengan un final? A veces, me pregunto, ¿qué estarán haciendo los personajes inventados, protagonistas y secundarios, de estas novelas? Puede que tengan su existencia propia y que ya no necesiten de ningún autor para continuar con sus vidas? ¿Se acordarán de mí?
Bueno, en estos tres temas hay mucha tela que cortar y por eso los he hilvanado para que algún sastre, intrépido y zagas, puedan coserlo en el sitio preciso, y consiga una prenda, más o menos, vestible? Ahora bien, no sé, si se logre, con tanto retazo de telas tan dispares. Claro, si alguien quiere utilizar el vestido resultante, anhelo que lo engalane a la medida y sienta una tibieza acogedora en la lectura.
leer todo...

Cavilaciones en el autobús

US$ 13,30

CAVILACIONES EN EL AUTOBÚS
Cuando abordamos un bus de la transportación pública nos suceden un sinfín de anécdotas, experiencias y situaciones, que sólo se nos presenta con la gente común y corriente de nuestro pueblo. Convivimos, durante el tiempo que tarda el viaje a nuestro destino, con el ciudadano de a
pie: ancianos, jóvenes, empleados públicos, obreros de fábricas, amas de casa, estudiantes, es decir con personas que tiene nuestros mismos problemas, ilusiones y aspiraciones. En el viaje, apretujados como sardinas enlatadas como califica la gente a la aglomeración interna, pocas veces estamos atentos a lo que pasa dentro del bus y, casi siempre, nos abstraemos para ir pensando en nuestras propias contrariedades o reflexionando en situaciones muy distintas a las que pasan dentro del entorno que nos rodea. Muy difícilmente estas circunstancias les podrían ocurrir a las personas que viajan en sus automóviles. Y pienso, Ellos podrán tener sus propios relatos, pero jamás serán iguales a los que se viven dentro de un colectivo. Y si a esto le añadimos la imaginación del autor podemos ir creando un universo de historias y reflexiones que, al plasmar en este libro, muchos podrán verse reflejados y sospecharan que ellos mismos los han contado.

"Cavilaciones en el autobús" un emocionante libro que contiene un conjunto de entretenidas vivencias, reflexiones y meditaciones que ocurren cuando se viaja en el colectivo urbano.
leer todo...

La Pobreza en el Amor

US$ 10,60

Este pequeño libro cuenta la historia de un hombre, llamado Maquel, que perdió la capacidad de diferenciar entre el bien y mal, de distinguir entre lo blanco y lo negro y no lograba entender la diferencia entre las clases sociales; para él no había contraste entre los ricos y los pobres; no creía en la belleza, por lo tanto, tampoco conocía la fealdad; las carencias y las opulencias no le significaban nada. Era un hombre que vivía aunque él decía que estar vivo era como no existir, y la no existencia no representaba que estuviera muerto. No es que confundiera los antagonismos que hay entre las diferentes cosas y sucesos o que su mente estuviera trastornada... No. Era simplemente que... Más bien les contaré la historia para que ustedes mismos saquen sus propias conclusiones.

Esta es la pequeña historia de amor de Maquel y Syamara, su amiga de la infancia. Y el complot para eliminar a los pobres del mundo. Cuando son mayores se vuelven a encontrar pero ellos no se reconocen, ya nunca hubo nada entre ellos, pues, pertenecían a dos mundos diferentes, por tanto, sus vidas jamás se volvieron cruzaron.

Aun así él vivía enamorado, o más bien, llegó a conocer el amor... aunque nunca se lo pudo declarar. Es decir, tenía en su corazón una pasión pero jamás lo reveló. Así era él... libre y sin ataduras.
leer todo...

ATRAPADO EN EL SUEÑO

US$ 11,30

¿Qué podemos definir por realidad? ¿Será acaso lo que nuestros sentidos perciben? En primera instancia así lo concebimos. La realidad de las cosas existentes está en lo que nuestros oídos, nuestros ojos, el tacto, el olfato y el gusto aprecian; mediante los sentidos valuamos lo que envuelve el mundo circundante.
¿Y los sueños? ¿Será lo que vivimos cuando estamos dormidos? Esas vivencias que, tan pronto volvemos a la realidad, nos olvidamos de haberlas experimentado. Pero se quedan en la mente y, muchas veces, buscamos una explicación a lo vivido en esas imágenes. ¿Será sólo eso? ¿Un producto de nuestro subconsciente, una exudación de la actividad cerebral, una prolongación de nuestros deseos insatisfechos en la realidad?
¿Y las imaginaciones? ¿Será aquello que vivimos estando despiertos, en vigilia? Todas esas ilusiones, fantasías, quimeras, utopías que buscamos anhelantes se vuelvan realidad; el miedo, los temores que deseamos esquivar de nuestra existencia. ¿Será? Vamos paso a paso.
leer todo...

El Aprendiz

US$ 10,90

¿Qué cosa en común tienen el aborto, el suicidio y la migración? ¿Qué les relaciona? ¿La decisión propia para hacerlo? ¿Está en la voluntad de uno que se provoquen? ¿Qué le conduce a una persona a llevar a efecto? ¿Qué responsabilidad le corresponde a la sociedad y al entorno de la persona para realizarlo? No sé si con el breve relato de El Aprendiz logre responder a estas y otras preguntas sobre estos tres temas. ¿Polémicos? No lo sé. Pero, al tratar sobre estos asuntos ninguno puede pasar sin que nos detenga un momento a pensar en ellos. Muchos, a lo mejor, sólo los miramos desde lejos, como si el problema fuera de otro, sin embargo la actitud que tomamos frente a estos hechos no puede ser de indiferencia. Frente a ellos siempre tomamos partido, ya sea a favor o en contra. Nuestro pensar estará prejuiciado de nuestra formación, ante todo religiosa, sobre los mismos. Empero, nuestro actuar en defensa o en ataque sobre quienes así decidan hacerlo no estará adobado de la comprensión. Los acusaremos o les defenderemos sin ponernos en los zapatos de aquellas personas. ¿Por qué ese comportamiento tan diverso? ¿Será que las sociedades aun debemos desarrollarnos hasta alcanzar un nivel mínimo de empatía ante las acciones de nuestros vecinos?

¿Quién es el dueño de la vida? ¿A quién le pertenece la voluntad de vivir? Antes de responderme a estas deliberaciones fundamentales de mi existir, voy a iniciar mi cuestionamiento empezando desde el principio, es decir preguntado ¿Quién eligió o dispuso que Paúl Merino, yo, viva? Puede ser que suene irónico, pero la respuesta trivial es: Nadie. ¿Será que Dios me dio la vida? ¿Y, quién le dijo a Dios que me diera la vida? ¿Acaso lo dije inconscientemente, antes de nacer, que yo quería vivir? El momento en que fui concebido, no sé si fue en la mañana, en la tarde o en la noche... La verdad es que no tengo conciencia de ello. Mucho tiempo después que se dio inicio a mi vida, con suerte, llegué a conocer cómo mismo es que nacen los seres humanos.
leer todo...

Credulidad

US$ 11,40

La fantasía supera la realidad, pero, muchas veces, la realidad va más allá de la fantasía. Las creencias se contraponen a la racionalidad como la fantasía a la realidad. Los escritos que a continuación quiero compartirlos están relacionados con hechos, no sólo religiosos, sino de nuestra historia, pero, vistos de otra manera, desde otra óptica. ¿Para qué, si lo que nos han contado ya forman parte de nosotros mismos y de nuestra propia vida? ¿Para qué? No lo sé. Pero, ¿Qué tal si los relatos nos hubieran contado, desde el principio, de otra manera? ¿Sería esas historias las que estarían en nuestra memoria y en nuestro ser? Por supuesto, que sí. ¿Por qué? Porque serían las únicas versiones que dispondríamos. ¿Y si alguien contara otra interpretación? Pues, el escritor se convertiría en un mentiroso o en un farsante. ¿Y cómo saber si los relatos son veraces y contiene todos los hechos verdaderamente ocurridos? leer todo...

El Evangelio según Enoc.

US$ 13,90

Una tarde, ya noche, cuando recorría por las calles de la ciudad, luego de mi salida del trabajo, me encontré con un hombre extranjero. Iba elegantemente vestido, -no detallo más rasgos de su personalidad ni de su aspecto físico, por expreso pedido de él; me supo manifestar que si lo hago podría ser reconocido por los otros miembros de la Élite y corría un gran peligro en su vida- y me interceptó en la vía. Me dijo: He leído algunas cosas tuyas por el internet y me gustaría que seas el portavoz de lo que revelaban las traducciones de Francesco. Y me entregó un cuaderno. Luego se marchó. ¡No tenía idea de lo que me hablaba! Lo que sí puedo decir es que su rostro denotaba tristeza y aflicción. Cuando se alejaba, se volteó y me rogó: No digas, jamás, quién te lo dio; te prometo escribirte para contarte toda la historia de este cuaderno. Lo que les he relatado es lo que él me escribió. He anotado, o reacomodado, algunas frases con escritos propios para aclarar ciertas cosas que él no supo contarme, pero, eso sí: todo es veraz. El cuaderno, por alguna extraña razón, me lo entregó traducido al español; seguramente, él lo hizo. No lo sé. He pensado que tiene traducido a varios idiomas y anda por el mundo entregando los escritos para que sean publicados. Tampoco, sé. leer todo...

La fábula de la muerte

US$ 12,80

La muerte es un cruce de la frontera al final de nuestra vida. Una vez atravesado no podemos volver los pasos atrás. Un viaje sin retorno. La frontera que separa la vida de la muerte es tal sutil como el instante cuando encendemos la luz de una habitación a oscuras. O cuando apagamos la lámpara que alumbra el escritorio. Nuestro ser deja de existir y el cuerpo deja de manifestarse. Nuestro yo ya no es... Se apaga nuestra vista, nuestros oídos ya no escuchan el cantar de los pájaros, el corazón deja palpitar, la sangre se detiene y renuncia a recorrer por nuestras venas, nuestro cerebro deja de percibir su entorno y las neuronas de funcionar... Dejamos de sentir y de amar y de odiar; nuestras avaricias se paralizan, nuestras codicias se pulverizan; dejamos de soñar... de reír y de llorar... Entonces nuestro cuerpo inicia su transformación. ¿A qué? leer todo...

Memorias de la Maldad

US$ 9,60

¿De dónde proviene la maldad en las personas? ¿Esta condición es connatural sólo de los Seres Humanos? ¿Es un comportamiento que le pertenece exclusivamente a la humanidad? ¿Es una conducta racional? ¿Los animales son malévolos? Pero, ¿qué es la maldad? ¿Será acaso lo que perjudica a las otras personas? ¿Debe incluirse a los animales? ¿Y, a las cosas? ¿Se puede lavar una maldad con otra maldad?

La historia de la humanidad sigue... y sigue sin solución. La maldad será nuestra esencia, lo que nos diferencia de aquellos, los animales, que por millones de años han convivido con nosotros en este planeta. Pero ellos permanecen callados, silenciosos. Saben que no pueden molestar al hombre. Sin embargo, no quiere decir que con su mutismo se conviertan en cómplices de nuestras maldades. No. Están aprendiendo de los errores ajenos, esperan pacientes nuestra propia destrucción para ellos gobernar el planeta con la bondad y la solidaridad por el resto de los millones de años que aún les queda de existencia. Saben que hemos destruido a muchos, a miles, de sus hermanos durante toda la vida. Pero callan. Lloran quedamente y siguen adelante. Mueven sus cabezas y sus colas en desaprobación. Perdonan. Saben perdonar. Ellos son así. Todo lo perdonan.
leer todo...

RELATOS:

US$ 13,80

ATRAPADO EN EL SUEÑO: Ustedes, pacientes lectores, sabrán distinguir, en los relatos contados, qué fue realidad, qué fue sueño y qué imaginación en la vida de aquel hombre... Yo, me limito a transcribir los mismos; si me preguntan mí opinión al respecto, diré que no sabría decirles qué fue lo que realmente le ocurrió en la realidad, ni qué fue producto de su imaginación, como tampoco, qué fue soñado. De verdad, no lo sé... En este mundo, donde transitan los tres indicados estados del hombre, mucho me temo que la vida se vuelve recuerdo en el mismo instante en que acabamos de vivir y, por tanto, susceptible de cambios y de influencias de la imaginación; esas imaginaciones y realidades vividas en la vigilia se convierten, por la noche, y en el día también, en nuestros sueños... Muchas veces queremos que los sueños sean nuestra realidad; existen realidades que deseamos imaginarnos como sueños y, muchos sueños que se rompen sólo al imaginarnos... dejándonos completamente desnudos en una realidad que no queremos ni soñar... ¿Me explico? ¡Cómo podrían si ni yo mismo me entiendo!

LOS HIJOS: Cuando las fuerzas están presentes, cuando las ganas de encontrar las quimeras sólo dependen de las ganas que podamos echarlas, cuando todo lo que nos rodea nos sofoca y nos ata a un futuro nada prometedor emprendemos el vuelo a conseguir esos sueños. Volamos a buscar otros horizontes, a esos lugares donde florece la rosa y mana el más rico y apetitoso manjar. No nos importan los peligros que debamos enfrentar ni a los enemigos que tengamos que vencer. Nos ponemos la mochila al hombro y empezamos el duro caminar. Con la ilusión en nuestra mente y la mirada fija en la fortuna nos alocamos en llegar.
leer todo...

Atrapado en el Sueño.

US$ 11,30

Ustedes, pacientes lectores, sabrán distinguir, en los relatos contados, qué fue realidad, qué fue sueño y qué imaginación en la vida de aquel hombre... Yo, me limito a transcribir los mismos; si me preguntan mí opinión al respecto, diré que no sabría decirles qué fue lo que realmente le ocurrió en la realidad, qué fue producto de su imaginación y qué fue soñado. De verdad, no lo sé... En este mundo, donde transitan los tres indicados estados del hombre, mucho me temo que la vida se vuelve recuerdo en el mismo instante en que acabamos de vivir y, por tanto, susceptible de cambios y de influencias de la imaginación; esas imaginaciones y realidades vividas en la vigilia se convierten, por la noche y en el día también, en nuestros sueños... Muchas veces queremos que los sueños sean nuestra realidad; existen realidades que deseamos imaginarnos como sueños y, muchos sueños se rompen sólo al imaginarnos... dejándonos completamente desnudos en una realidad que no queremos ni soñar... ¿Me explico? ¡Cómo podrían si ni yo mismo me entiendo! leer todo...

Escritos y Pensamientos.

US$ 13,40

Sumido en mis pensamientos voy tranquilo en el autobús. Mucha gente viaja en el mismo colectivo. Niños, de las escuelas vespertinas, vuelven a sus hogares: traviesos y alegres, no dejan de jugar en todo el trayecto. Gente de oficina, cansada y preocupada, con sus cuellos tensados giran sus cabezas intentando aliviar sus inquietudes. Dos vecinas conversan animadamente sobre sus problemas cotidianos. Estudiantes universitarios charlan, en voz alta, de sus problemas académicos. Se avizora una señal de parada y el bus se detiene. Muchos jóvenes y adultos suben, a toda prisa, para acomodarse en algún sitio vacío. No hay espacio en los asientos. Una señora con su niño en los brazos se adentra agitada, equilibrando su paso, mientras una dama le cede su puesto. Suena con insistencia un timbre en la parte trasera y muchas personas bajan del bus. Aún no ha llegado mi parada y trato de mover mis pies para aliviar el cansancio. Me mantengo en mi puesto hasta que me toque el turno de bajarme. Sigo los movimientos de la gente que me acompaña. Llega mi destino. Me bajo del bus mientras éste continúa su marcha llevando a todos los ocupantes a su propio destino. Ya en tierra firme me alegro de que haya sido uno de los pasajeros viajantes de la vida.

Resuenan los truenos. La habitación se alumbra de azul y largas sombras cubren mi rostro. Toda mi vida pasada se me cruza por la mente. No es miedo. No es pánico. Es la incertidumbre de no saber qué pasará mañana. Miro a mi juguete preferido y a mis primeros amigos; siento la presencia de la maestra buena y de la profesora, con su puntero, aplicando disciplina. Veo a mis hermanos, todos mayores. Siento el abrazo de una mujer desconocida, siento su calor y su cariño. Me rodean mis hijos. Mi esposa llora. Mis padres me esperan en el camino, su dulce mirada sosiegan mi cruel destino. Es el último día, el minuto postrero. En el siguiente segundo ya no seré... seré pasado. En el instante póstumo una ráfaga de conciencia me asombra preguntándome: ¿Eso es todo?
leer todo...

LOS HIJOS

US$ 10,60

Manuel.
Cuando las fuerzas están presentes, cuando las ganas de encontrar las quimeras sólo dependen de las ganas que podamos echarlas, cuando todo lo que nos rodea nos sofoca y nos ata a un futuro nada prometedor emprendemos el vuelo a conseguir esos sueños. Volamos a buscar otros horizontes... No nos
importan los peligros que debamos enfrentar ni a los enemigos que tengamos que vencer. Nos ponemos la mochila al hombro... Ésta es la historia de ese joven, llamado Manuel... su corta historia.
Santiago
El coma de Santiago duró por algunos días. Días largos y penosos. La resignación tocó las puertas del hospital, llamó al cuarto de Santiago, recorrió por los pasillos desolados y se difuminó en la amplia sala de espera, y finalmente aminoró sus pasos y se quedó amortiguando el dolor de la familia, ...
Un amor especial.
Pero el camino se conoce caminando.... No quiso que nadie se entere que tendría un hijo así, todo el proceso de gestación lo guardó en su corazón, sin participar de su preocupación y temor ni a su mejor amigo. Cada rato se repetía que lo amaría a pesar de todas la dificultades...
Una propuesta inolvidable.
Un catorce de febrero, un poco más de tres meses de verse todos los días, sucedió lo inesperado. Lo inesperado para él, lo ansiado para ella.
¿Quién mató a Doña Chepa?
En el pueblo vivía Doña Chepa, una mujer ya entrada en años; habíase quedado soltera, pero no porque careciera de atributos femeninos atractivos sino por su reconocido mal carácter, a más de una inigualable tacañería que los lugareños solían decir que no soltaba ni los mocos...
El agresor camina libre.
La sangre limpia los pecados, se escucha decir; y la muerte libera al hombre de los males cometidos. Es el castigo máximo que pueden soportar los seres humanos. Cuando nos visita la parca y llama a la puerta empezamos apreciar la vida, a amarla, a considerarla valiosa como una joya única. Mas la vida y la inocencia de los niños es el bien más preciado que las divinidades nos han regalado. Y ambas, por igual, debemos respetarla
leer todo...

PENSARES Y LECTURAS

US$ 18,80

La voluntad y la libertad que me pertenece me guían a buscar otra forma de pensar, aunque, sinceramente, tampoco puede ser el correcto y, menos, el verdadero. No deseo llevar la contraria a ninguno que no piense igual, es mí anhelo que se vea que no todos tenemos un mismo pensar, entonces: ¿cuál es el pensamiento correcto? Pueda que exista ese sendero del saber, pero mientras lo camino ¿Cómo saber si es el verdadero?

El presente trabajo no es de un erudito, es de un simple librepensador que quiere que en algo se pueda reflexionar sobre los prejuicios que nos dominan, y nos condicionan, las religiones en nuestro pensar y accionar diario. Hacer, tal vez, que lo que nos tiene sujetos y atados a creencias místicas se disipen y se nos liberemos con un simple acto de pensar; si tales hechos en realidad ocurrieron o, si de haber ocurrido en nuestra época cómo lo tomaríamos o cómo lo asimilaríamos con todo el conocimiento actual.

Siempre he dicho, hoy lo repito: No trato de cambiar el modo de pensar de nadie, tampoco invito a que abandonen su fe en divinidades o en las causas religiosas. Menos aún que piensen como yo pienso o que crean en lo que yo creo. No. No pretendo eso.
leer todo...

Lecturas de la Biblia.

US$ 10,90

El presente trabajo no es de un erudito, es de un simple librepensador que quiere que, en algo se pueda reflexionar sobre los prejuicios que nos dominan y nos condicionan las religiones en nuestro pensar y accionar diario. Hacer, tal vez, que lo que nos tiene sujetos y atados a creencias místicas se disipen y se nos libere con un simple acto de pensar; si tales hechos en realidad ocurrieron o si de haber ocurrido en nuestra época cómo lo tomaríamos o cómo lo asimilaríamos con todo el conocimiento actual.

Uno llega a la madurez en el pensar cuando no tenemos que agarrarnos de promesas celestiales para alcanzar las metas propuestas. Que de poco sirven las oraciones y los rezos en los momentos de aflicción y de dolor; que las enfermedades no se curan con cirios encendidos; que las fuentes de trabajo y el desempleo no se terminan con misas, que se alcanzan con cambios sociales; que el hambre del mundo y la mía no culmina con plegarias sino con la solidaridad y con el rompimientos de esquemas estructurales de la sociedad... Que la vida tiene su final y que el inicio del olvido es la muerte... a veces mucho antes...

Por eso me atreví a escribir...
leer todo...

PENSARES

US$ 11,30

El autor tiene una extraña relación con un personaje enigmático. Este personaje oculta algunos escritos, quién, antes de su muerte, sin motivo aparente, decide entregarlos. ¿Pero qué motiva tanto sigilo y misterio? ¿Qué esconden "los apuntes" del amigo? ¿Será que los cuadernos descubren pensamientos que derrumbarían las creencias y prejuicios de los cristianos? ¿Es cierto que la Muerte de Jesús no significa la Salvación de los creyentes? ¿Será que la razón es el único camino para alcanzar un juicio cierto de los hechos narrados en la Biblia? ¿Cabe la creencia del Fin del Mundo dentro del razonamiento humano? ¿Es válida una existencia luego de esta vida si ésta no es consciente? ¿Los ángeles habitan en la Tierra? ¿Por qué esos seres celestiales han dejado de actuar en el quehacer terrenal? ¿Fue con la intervención divina el inicio de las diferentes lenguas? ¿El tiempo y la vida inician con el comienzo del Universo? ¿Existe un solo y único Universo? ¿Es posible la existencia de otros "Universos"? Estas, y muchas preguntas más, son respondidas por el misterioso "compañero". El autor recopila, en este libro, todos los pensamientos libres; y, sin el afán de ofender a los creyentes cristianos coloca a la luz pública para que sean los lectores quienes den el veredicto final.

El Autor.
leer todo...

Y me dispuse escribir...

US$ 19,30

Cuatro relatos en uno...
La pobreza en el amor... Un relato en el cual se conjuga la pobreza y el amor. Un amor de la infancia que perdura durante toda la vida de Maquel y Syamara, sobrevive en sus corazones al igual que las condiciones de pobreza o riqueza perdurará
por siempre en el mundo. Se admiran, se extrañan, se quieren, pero nunca estarán juntas...
El País de las Jirafas... Relatos cortos sobre diferentes aspectos de la vida urbana y cotidiana...
El Aprendiz... Novela corta con la cual se atisba las condiciones del aborto, del suicidio y de la migración...
Credulidad... Relatos cortos sobre una pasada ingenuidad...
leer todo...

El Aprendiz

US$ 10,80

El Aprendiz estaba desconcertado: no sabía si los vítores eran por el poema leído o por la atinada canasta realizada. El Poeta se inclinó frente a la muchedumbre agradeciendo el reconocimiento recibido. La aureola de olivo cayó al piso y su edecán, un militar de alto rango, se acercó a recogerlo, mas éste tropezó en el intento y puso sus malolientes botas en la corona. Los seguidores del escritor, en tropel, se abalanzaron para castigar al malcriado, sin embargo, el soldado desenvaino su metralla y mantuvo quieto al populacho. leer todo...

Credulidad

US$ 10,40

Catorce cuentos de mi pasada credulidad, o diría mi ingenuidad... No lo sé. Relatos en los cuales el autor coloca su particular punto de vista a develando que ciertas creencias están fuera de la lógica racional.

Cuando estoy a pocos metros del entablado miro caminar por la calle a un
hombre, de unos treinta y tanto de años, con una túnica blanca enteramente machada de sangre, lleva en su cabeza una corona brillante de cardos y sobre sus hombros carga un pesado madero. En el madero están clavados cientos de papelitos multicolores con varios mensajes. La letra es me-nuda, así que me aproximo un tanto para leer lo que lleva escrito cada uno de ellos. Los recados están garrapateados en algunos idiomas: inglés, portugués, francés, alemán, ..., y español. Unos dicen que colocan su vida entera en sus manos ensangrentadas, otros que las huellas dejadas por sus sandalias son la guía para sus pasos; algunos piden riqueza, otros, salud; un diminuto y timorato recado escribe: quiero ser presidente; unos agradecen los favores recibidos y, los muchos, piden pan y que los libere del mal.

Un libro para reflexionar...
leer todo...

La Pobreza en el Amor

US$ 10,70

Lo que voy a relatarles sucedió hace algún tiempo, podríamos decir que es un recuerdo del futuro, ya que la historia comienza en el año 2060, cuando el mundo había alcanzado un alto grado de desarrollo humano; ahora bien, no sé si podría calificarse que se logró un gran avance social o fue una degradación individual en beneficio del bien común. No me toca a mí juzgar lo que pasó, me limitaré a contarles la historia del hombre que perdió la capacidad de diferenciar entre el bien y mal, entre lo blanco y lo negro; no lograba entender la diferencia entre las clases sociales, para él no existía el contraste entre ricos y pobres; no creía en la belleza, por lo tanto, tam-poco había fealdad; las carencias y las opulencias no le significaban nada. Era un hombre que vivía aunque decía que estar vivo era como no existir, y la no existencia no representaba que estuviera muerto. No es que confundiera entre los antagonismos de las cosas y de los sucesos y que su mente estuviera trastornada. No. Era simplemente que... Más bien les contaré la historia para que ustedes mismos saquen sus propias conclusiones. Advierto, para que no se sientan defraudados al final: No es una historia fantástica, es sólo una historia que nos deja ver que entre el amor y la pobreza hay hilos que jamás lograremos romper... pero siempre existirán... leer todo...